miércoles, 29 de agosto de 2018

IRONMAN KALMAR 2018. SUECIA. Crónica Alicate.


Qué pasa pues runnerfuckers!!!!!!!!


Sacamos el blog de la cámara de criogenización, que no pasa nada porque Walt Disney se quede un rato sin lectura…y que un puto IRONMAN bien merece la pena ser reseñado como San Frodeno manda!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


No me enrollo más que la crónica promete ser más larga que el cacharro del negro del güasap…


IRONMAN KALMAR 2018. SUECIA. 
CRÓNICA ALICATE.


Nos saltamos los prolegómenos de antes del viaje, que no son pocos…pero si no se nos va de madre esto. Así pues, la aventura de los Ironmaños comienza el miércoles 15 de agosto, con cinco personas metidas en el buga de Tripili, rumbo a Madrid. La expedición la componemos: (primero los Aironmanes, vale? Que no es muy correcto pero pa eso nos vamos a dejar la piel y el alma 72 horas después por las tierras de Suecia), @tripilii , partcipante del IM de Kalmar, y servidor, Trialeta de Barrio! (vale, no más aplausos, por favor, debo seguir con la crónica y los demás también son importantes), y como acompañantes de hierro tenemos a Mochilero Top, al Mister, y la Iron Marshall.
Destacar que Mochilero Top bien podría dedicarse a una empresa de organizar viajes deportivos porque jo-der cómo pilota el tío. Gracias a él, competir en Suecia, ha sido prácticamente como si saliéramos a hacer el triatlón de Mequinenza; convierte la logística en un juego de niños. Cuando comencemos el croufunding o como se diga para la construcción de su monolito os lo diremos. Por otro lado, agradecer al Mister y la jefa su presencia; decidieron pasar varios días de sus  vacaciones con nosotros…cuando un viaje a un IM se puede parecer a cualquier cosa menos a unas  vacaciones (muchas horas de viaje, y luego una vez que estás allí todo el rato de un sitio a otro, y continuos viajes en coche yendo y viniendo sin parar, más la reventada del día de la prueba…vamos, que turismo poco).

Zaragotham - Madrid... que comience la aventura!



El jueves amanecemos en Alcobendas, de madrugada. Hay que coger un avión dirección Gotemburgo. Dejamos el coche de Tripili en el cado que tienen en Madrid, no muy lejos del aeropuerto y así no pagamos una semana de parking. Nos aseguramos de que sólo hay una ventanilla bajada del todo y el resto están cerradas (sí, así es amiguicos, nos piramos a Suecia y dejamos el coche una semana en los Mandriles con la ventanilla bajada…barra libre… jajajaja El desenlace viene al final de la crónica), y al aeropuerto a liarla! Tripili y Mochilero Top tienen más mundo que Willy Fog pero el resto andamos tirando a justos. En el primer control ya montamos numerito (nos perdieron el DNI los guardas de seguridad…sí,colega, estoy de acuerdo contigo,  lo que no nos pase…). Pero al final lo consiguen rescatar del interior  de la máquina esa por donde pasan las maletas. 
Uno de los dos tiene el culo preto. Y no
 precisamente por el trabajo de gluteo en
gimnasio durante la pretemporada...


Tripili y Mochilero Top atacados de los
nervios durante el despegue..
Ahora sí, al avión! También conocido como caja de cerillas voladora. Me habían dicho por el barrio que hay gente que le dolían los oídos al despegar y no sé qué, y que si mascabas chicle eso no te pasa; yo me empiezo a meter chicles a la boca que parezco don Pim Póm. Pero oye tú, que no tuve dolor ni cosas raras. El despegue del avión impone, es así como en las atracciones de ferias cuando al carricoche mete el arreón parriba para coger carrerilla y luego lanzarte.  No estoy cagado pero tampoco es que esté tan pachorras como los que tengo al lado...




Y volando volando atravesamos Europa para bajar a través de las nubes y ver un país lleno de verde, de lagos, y de casitas sueltas, y más verde, y más lagos, y más casitas sueltas, y cero montañas. Muy chulo la verdad.



Aterrizamos sin mayor problemas, y sí! Ya estamos en Suecia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! El vuelo son tres horas y pico pero con la novedad, los nervios y demás se hace ameno, y estrecho (la posición esa de emergencia que se supone que te doblas hacia delante si el avión se va a estrellar…en estos aviones es imposible a menos que seas cinturón negro de yoga y cuarto dan de pilates).  Pisamos suelo vikingo, y el comité de bienvenida de señores policías deciden que yo soy una persona idónea a la que interrogar… mira que yo me manejo con el inglés que te jiñas y tal eh, pero entre que la señora policía es muy guapa y que todavía no me he ubicado me cago vivo y empiezo a sudar y a ponerme rojo. No sé qué carajo me está diciendo esta tía. Igual la tía me ha parado por la camiseta que llevo... Mis primos me hicieron una camiseta para la ocasión, que ponía Patillas pero en Sueco (#polisonger), o eso entendieron cuando lo buscaron en Google Translator... vete tú a saber las acecpciones de marras que pueda tener esta palabra... Pero por suerte Mochilero Top está al quite y rápidamente hace de traductor y le explica a la vikinga que soy buena persona, que en el barrio no hablamos mucho inglés, y le comenta toda la película de la expedición. Nos desea buena suerte y ahora sí, estamos en Suecia!

Las bicis las mandamos a Suecia a través de @tritransportbike , por tanto no hemos facturado equipaje y salimos del aeropuerto cagando leches para alquilar el mega coche que Mochilero Top había encontrado en un super oferta.  Tenemos tres horas y pico para llegar a Kalmar, y sólo tenemos 45´de margen para que cierren la recogida de dorsales. Nos gusta vivir al límite… Por el camino vamos comentando las mejores jugadas del vuelo, y concretando la agenda del resto de días. En las emisoras suecas suena mucho reggaetón en español y poco de Abba y de Ace Of Base, es lo que hay. 

Ojito al carromato que gastábamos por Suecia... Dí que casi todos
los carros que usa la peña son del estilo. Se ven pocos cacharretes.

Vamos pasando bosques, laguitos, bosques, más laguitos, y en una de estas paramos en un Mac Donald a papear rápidamente. Pero nada de cerderías, arrocito, ensalada, tabulé, bocatas de jamón… Vaya, que sólo consumimos el agua! Jajajaja Por la cual pagamos eh…pensando que eran tres botellas… y la cara tontos que se nos queda cuando nos sacan tres vasos de cartón que había que rellenar en un grifo… Los suecos pensarían, jodo, estos españoles cómo se lo montan, sin reparar en gastos…. Cinco personas, y nos piden una de patatas pequeña y tres vasos de cartón para agua jajajajajajajaja


Cuatro aguas y una mini ración de patatas para cinco...no os
penséis que invitarnos a comer sale tan barato siempre eh!

Tres horas y pico después sí que sí. Pancartas de IRONMAN. La puta M roja con el puntico que nos pone cardiacos. Por todos lados. Vallas preparadas para cortar el tráfico. Carteles prublicitarios. Uf uf uf . KALMAR!!!!!!! Los demás no sé, pero Tripili y yo ya estamos atacados.  Entramos al pueblo. Gente trotando por todos lados. Cabras allá donde mires (para los no entendidos, Cabra es la bici que la mayoría lleva para este tipo de pruebas y que parece como si una apisonadora la hubiera pasado por encima, extraplana, y con aspecto de venir del Espacio Exterior). Todo el mundo maqueado con sus mejores galas, camisetas de finisher de todos los putos sitios del mundo, pantorrilleras, viseras… No aguantamos más, que vayan a aparcar estos que Tripili y yo nos bajamos del coche pero ya!!! En el primer semáforo que pillamos nos apeamos y vamos directos al Check In a registrarnos y recoger dorsal y demás. “Llevas el DNI? El código QR que nos han mandado?” le digo a Tripili… “Seguro, no?”… me contesta que sí, que me relaje, que está todo controlado ya. Que aún nos sobran 10´para hacer el Check In y encima hay cola… Y yo, ya ya, pero sin el DNI y el código QR que nos mandaron no nos podemos registrar….

Pon un "momento QR" en tu vida y microinfarta de angustiafelicidad sin complejos..
Nos ponemos en la cola y a babear viendo el ambiente. En coña, me pregunta Tripili si yo llevo el DNI y el código QR, después de todo el mal que di… já y já, qué graciosa… oh, cielos…espera… he dejado el móvil en el coche!!!!!!! SOCORRO!!!!!!!!!!!!! Estoy sin el código QR necesario para el Checkin, el cual cierra en 10 minutos, y en un país extranjero SIN MÓVIL!!! Ni google maps ni traductor de yahoo ni nada con lo que pedir: SOCORRO!!!!! Tripili no se lo puede creer… yo sí, soy así de zoquete, qué pasa. Se descojona la tía. Entro más en pánico aún. La tía encanada. La hubiera matado!! Corre, manda un güasap a estos, que me traigan el móvil. Mierda. No lo han leído. Llama! Joder, no hacen ni puto caso al móvil. Dios, me quiero morir. “Tranquilo” me dice Tripili, “que cuando aparquen lo leerán y traerán el móvil”. Sí claro, tú lo ves muy bonito porque no llevas 7 microinfartos seguidos vale? Jajajajaja Madre mía qué mal lo pasé. De repente aparecen nuestros acompañantes de  hierro con mi móvil en alto. Uf, salvado. Estos cabrones se descojonan. Pero ahora ya sí que sí, todo controlado! (más o menos, claro… aún no hemos localizado ni pasado nuestro alojamiento en un pueblo a media hora de Kalmar, y todavía falta de llegar al día siguiente nuestras bicis, junto con todo el material para competir, y vaya, que en dos días hacemos un puto Ironman!!! Es imposible que esté todo controlado!!!!!).



Tripili de cachondeo mientras yo
chapurreo Inglis Pitinglis con el sueco.


Dónde lo había dejado…ah! Sí. En la cola del Check In para recoger el dorsal y registrarnos. Hacemos cola, y al rato descubrimos que estamos en la cola errónea, la de los Licencias De Un Día. Los que estamos federados somos VIP y pasamos directamente a por el dorsal. Gran trabajo el de la profesora de Tripili en la academia de inglés. Hemos ganado 15´al día. Nos piden la papela y el famoso y dichoso código QR… nos hacen firmar varios documentos con mucha letra pequeña, donde vete tú a saber qué pone… y nos dan la bolsa con los dorsales, y la pulsera de tó pagao para el día D. 


Como extra, nos ofrecen una pulsera, en la que pone “I WILL BE AN IRONMAN” y que según nos explican es para los que hacen su primer ironman, y que la gente al verles esa pulsera extra les animarán más. Como buen español, le digo a Pilar que la coja, que si es gratis, pa la buchaca! Y que oye, si nos animan de más, bienvenido sea!!!!



Mucha gente lleva la doble pulsera, y al poco rato me dice Tripili, “oye tú, esto nos lo quitamos ya, nosotros ya hemos hecho uno, ya estamos bautizados así que fuera pulsera, que te van a animar igual”. Me la quito un poco a regañadientes pero tiene razón grrrrrr. Ahora toca momento de tri postureo. La ferieta del triatleta. Ver los chiringuitos que hay de material. Tampoco es algo en exceso espectacular. Aunque eso sí, hay servicio mecánico  y tal, y se ven algunos pepinos de cabras  que te cagas por las bragas. 

Buen cacharrete para ir por el carril bici sí señor...


Bici tuneada como dios manda y probablemente con una más que interesante historia detrás...


Somos impresionables pero pasamos rápidamente por casi todos los stands y vamos directos a la joya de la corona… la carpa donde te venden merchandising oficial de IRONMAN!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Muy cebado. Material super guapo, de muy buena calidad, todo con la M de Ironman, y no super barato pero precisamente. Se nos van los ojos. Hay de todo. Todo tipo de prendas deportivas, chanclas, fundas para el portátil, imanes de nevera, tazas, etc Ahí estamos todos desbocados, exactamente igual que un crío en Navidades en un gran almacén de juguetes. Y lo más de lo más de lo más son las prendas que hay, que llevan la M de Ironman formada por los nombres y apellidos de todos los participantes. Nuestro nombre y apellido en una camiseta de Ironman?!?!?!?! Y lo va llevar todo Peter!!!! Y en una sudadera, y en una toalla, y en…. “espera espera” me dice Tripili. Justo cuando yo llevaba ya media tienda colgada del brazo dispuesto a pasar por caja…. “Y si por un casual petamos y no terminamos el Ironman? Y si nos sale fatal?? Nos vamos a dejar la pasta en esto…”. Y joder, otra vez le tengo que dar la razón a la chica. Pero qué poco me gusta, que conste. Lo cierto es que lo hemos cogido como tradición. Que comprar merchandising de una carrera antes de la carrera: LA PUEDE GAFAR. Y es mucho lo que hemos luchado para llegar aquí, como para romper una simple tradición y cagarla (pero no somos supersticiosos vale?). Así que nada, salimos de la tienda con cero cosas pero con la tarjeta de crédito intacta. Al día siguiente del IRONMAN nos informan de que sigue abierta, así que aunque queden sólo restos, aguantaremos. Lo importante es que la prueba salga bien, y que no se eche a perder por comprar una simple camiseta (y una simple gorra, una simple sudadera, una simple taza de desayuno, un simple imán de nevera, y varias simples cosas más jejejeje).

Es mitad de tarde y toca ya ir al briefing. El cual es de obligada asistencia. Nos dirigimos pallá junto a nuestros acompañantes de hierro. Pero en la entrada del pabellón dicen que si el acompañante quiere entrar debe pagar?!??!?! Hola???? Pero esto que es???? Tripili intenta camelar al de la puerta diciendo que Mochilero Top es “our traductor” y yo le explico al mozo que quiso dedir Tranleitor. Pero vaya, que no cuela. Que dice que no lo necesitamos… Pues nada, pa dentro sin transleitor; aunque Tripili se defiende con el idioma por suerte! Entramos al pabellón, y se te caen los huevos un poco lo que digamos es al suelo. Unas dos mil y pico personas, todas maqueadas, sentadas en bancos y mesas, pendientes de un escenario, donde hay una M con el puntico de Ironman gigante.

Lo flipas. Toda esta peña se ha pegado un año como nosotros, como puta por rastrojo, entrenando y entrenando para lo mismo...  O lo que es lo mismo: Briefing del Ironman De Kalmar!

Y todos papeando y bebiendo de un buffet libre que no sabíamos que había (de ahí que los acompañantes debieran pagar entrada…). Salen al escenario dos speakers, y comienza el show. Luces, música a puto tope, y videos de Kona y de Ironman. Y los dos mil y pico presentes babeando mirando. Los speakers comienzan a soliviantar al personal, que si que se levanten todos los que el sábado van a hacer su primer ironman, que si una ovación para todos ellos, que si los pelos como escarpias, que si más videos y más música. En una de estas empiezan a enumerar los países presentes en el Ironman de Kalmar, y piden que cuando salga la bandera de cada uno en la pantalla gigante, se levanten los de ese país y griten. Yo ya nerviosico perdido. Salen banderas de todo el mundo. Yo ya nerviosico perdido de cuando nos toca. Por fin. Ya! Güeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!! Tripili y yo sólos!!!! Jajajajajaja Dos mil vikingos dirigiendo las miradas a nosotros. Pero nos sentimos los putos reyes del mundo. Después de que los nórdicos hicieran temblar el pabellón con su grito los speakers siguen. En ese momento nos dicen de ir a la guerra a invadir cualquier país y vamos a pies juntillas! Estamos todo el mundo enchufadísimos. Los videos que hemos visto en casa en youtube mil y una veces te los están poniendo uno detrás de otro. Esas míticas llegadas a línea de meta, esas pajaras históricas en Kona, las IronWar de hace años... Anda que no saben ni nada los pajaros estos de la franquicia de IRONMAN de cómo vender la moto y engancharte jejejeje Después de un buen rato, aún no empezó el briefing y sigue la mandanga esta, así que visto que va pa largo nos acercamos al buffet libre. No es que sea para tirar cohetes, pero tú, es buffet libre así que como buen español toca triplicar la ración de lo que eches al plato aunque te salga por las orejas. Un par de ensaladas de pasta, y luego otras ensaladas así un poco rarunas, todo con muchas especias, y unos filetes como de fiambre, de reno o de vikingo o de vete tú a saber qué. 
Los vikingos tienen cosas muy molonas pero la comida no es una
de ellas... Y la cerveza caliente tampoco.

El show este que han montado tiene algo que nos da hambre y repetimos. Y como va pa largo, nos acercamos a la puerta a avisar a los acompañantes de hierro. Estos por lo visto los alejaron de la entrada del pabellón debido a la escandalera que montaron cuando salió nuestra bandera en el pantallote gigante ese. A los nórdicos no les gustó que gritaran sin pagar jajajajaja Se marchan a hacer la compra de la cena y el desayuno mientras Tripili y yo nos quedamos a ver si empiezan el dichoso briefing.
Total, que después del show nos sueltan la chapa del briefing. Suerte que tengo a Tripili que se juna bastante más que yo (lo cual no es difícil claro). Yo me limito a poner cara de interesante, a alparcear Instagram y feisbuk, y a hacer fotos rápidamente cuando me avisa Tripili que haga foto de cosas que salen en la pantalla y que explican cómo tomar alguna rotonda etc. Y una vez finiquitado el briefing nos reagrupamos con los acompañantes de hierro, y ponemos rumbo al campo base que lo tenemos en un pueblo a 25´de Kalmar. En Nybro.

Una casita muy sueca, muy cuca, con escaleras igual de suecas pero mucho menos cucas, y con muchas ventanas por todos lados incluso el tejado, que con unas buenas persianas en lugar de cortinas hubieran sido la ostia de cucas.  Nos instalamos, y ya son las 9 y pico de la noche. El día ha sido la ostia de largo (recuerden ustedes que amanecimos en Madrid a eso de las cinco de la mañana…). Y entre el viaje en avión ahí encajonaos, las 4 horas de coche, el pateo parriba y pabajo en Kalmar, hace que las patas pidan a gritos descanso, y echarnos al sobre pero ya. Pero caramba! No me acordaba que Tripili había venido… Que estás diciendo en serio lo de salir a “activar”?? (en el argot, es cuando decimos salir a correr un ratico el día de antes de la competición… para que los músculos no se duerman o no sé yo muy bien para qué… pero se hace, por desgracia). Se pone las deportivas y la banda de pecho de Garmin. Vale, sí, va en serio. La madre que te parió…. Pues nada, no voy a quedarme yo en casa descansando de la panadera de viaje que nos hemos arreado hoy de casi 3000 kilómetros… a ver si luego yo peto en el Ironman por no haber hecho la dichosa activación. Trote de 5 kilómetros por el pueblo de Nybro, que es muy majo, muy pequeñico y muy sueco, pero que de noche nos parece muy oscuro y pasa lo que tiene que pasar, que nos acabamos perdiendo!!!!! Jajajajaja Tras correr y descorrer varias calles, y volver a correr y descorrerlas otra vez más, nos ubicamos y encontramos nuestra casita base de operaciones. Menos mal, porque a mí ya me estaba dando un apretón por la meriendilla a base de carne de reno, y no era plan de llegar al pueblo y que los forasteros abonásemos algún jardincillo de esos tan suecos que hay por todos lados; que los suecos son muy civilizados pero  tendrán algún formato para  nuestra tradición de “forastero al pilón”.

Ahora sí. A cenar, y a la piltra. El viernes toca madrugar…porque  no hay persianas y en el tejado hay unos ventanales de mil pares de pelotas, y porque iremos a recoger las bicis, y porque estamos más nerviosicos que unos críos la noche de Reyes.

Masterchef goes Iron!

El viernes, día Pre-IM. Microinfartar está permitido, relajarse no es una opción. Yo ya no estoy ni para mandangas de Stories en Instagram ni leches. Desayunamos y marchamos a Kalmar para recoger las bicis y la mochila con todo el material de competición. Una triunfada la jugada de usar TRITRANSPORT BIKES. Te quitas mil de preocupaciones de facturar y enviar la bici, y te ahorras mucho tiempo al llevar sólo equipaje de mano porque el neo, las calas y todo ellos te lo llevan en una mochila junto con la bici. Encima te lo entregan todo a 50 metros de boxes, y el día de la prueba, te lo recogen en el mismo sitio.

Ironmaños por el mundo. Día previo a partir la pana en Kalmar.

Pero entonces a pelo decís?...Que aquí
ni dios va sin neo eh...
Nos encontramos con el resto de IronMaños que hay por Kalmar, y con los pocos españoles que compiten. Y nosotros marchamos a “activar” nadando un poco. Y así catamos el agua y reconocemos el circuito de la natación del día siguiente.  Como somos como somos, decidimos dar un poco la nota y echarnos al mar a pelo, sin neopreno, al contrario que las 100 personas que habrá nadando en el agua… Vaya, que no nos apetecía usar neopreno y que no secara al día siguiente (creedme si os digo que ponerte un neopreno mojado a las seis de la mañana es muy poco graficante).
 Junto con Tripili, se anima a tocar agua el Mister y Mesié Cantín, el presidente  no oficial del Coix Team XD. 

Sí, sí. RASMIA Y PITERA!!!

Casualmente, el agua está buenísima. Cojonudo porque  nosotros que íbamos mentalizados de que el Mar Báltico  iba a estar fresco fresco. Echamos un dos mil a bloque, reagrupándonos cada cierto tiempo en las boyas, y viendo cómo van las corrientes y las boyas de giro, y regresamos a tierra firme. La corriente en ese cacho se agradece y mucho (al contrario que a la ida, lógicamente). En tierra firme comentamos las mejores jugadas, y agarramos las bicis para dar un garbeo y terminar de activar.

Ola k ases. Activas a pelo si neopreno o k ases.

Ilusos de nosotros pretendíamos cruzar el puente de Oland, que es por donde discurre la carrera… pero al poco de empezar me avisa Tripili de que paremos, que hay una señal de prohibido bicis… es una autovía?!?!?!?!? Y ahora cómo damos la vuelta???? Pero esta señal cómo la ponen aquí???? Tripili comenta que ella ya vio anteriormente una señal de prohibido bicis pero la ignoró…jajajajjja Ale, pues nada. Nos pegamos casi 15 minutos hasta que conseguimos cruzar al sentido contrario de la autovía-puente y regresamos, escabulléndonos por un carril bici que localizamos un poco más adelante.

Vale. Ahora sí. Todo controlado. Estamos en Kalmar y tenemos todo el equipo, ya sí que sí. Listos para lo que el sábado pase. Nos dirigimos a boxes para dejar todo preparado. La bolsica roja con las zapatillas, calcetines, gorrica, y algo de drogaina. Y la bolsica azul con las calas, el casco de bici, otros calcetines, y algo más de drogaina. Y luego la bici a colgarla en la percha. Dos mil y pico participantes, y cero colas para dejar las dos mil y pico bicis. Sí señor. Así da gusto. Bueno, pues nada, para fuera. Hoy ya poco más que hacer.

Darse un garbeo por la feria del triatleta. Capacear con los iron maños. Y para de contar.





El día pre IM la cabeza y el cuerpo están que no están. Marchamos para Nybro de nuevo y allí descansamos y nos cebamos. Damos un paseo por el super para comprar alguna cerdería que jalar la noche after IM, y luego hacemos nuestro briefing particular. Enchufamos el portátil en la tele del salón, y vemos el trazado de la bici y la dirección del viento durante cada parte del recorrido. Tocará volar en algunos tramos, y en otros apretar los dientes. 

Maño Briefing de La Grupeta Que Lo Peta.

Y de repente, nuestro mochilero Top, en mitad del briefing, nos suelta un video… madre del amor hermoso qué llorera… pues resulta que Paula (eres la número 1!!!!!!!!), acompañante de hierro de nuestro primer IM, decidió que el viernes lo termináramos emocionados perdidos y removió cielo y tierra para hacer un video con las palabras y los ánimos de toda nuestra gente… sí, somos de hierro, pero… en ocasiones lloramos como madalenas! Jajajajaa Estar ahí en Suecia a dos mil y pico kilómetros de casa, con la perspectiva de hacer una prueba deportiva dura de pelotas en unas horas, y ver las palabras que nos dedicaron padres, amigos, ahijado, primos, tíos, compis de equipo… Joder, muy muy muy grandes. Además de dejarnos con el clínex, moqueando sin parar, nos distes un power brutal. No sabéis la energía que te puede aportar  detalles como este. Y esa energía vale su peso en oro para hacer un Ironman. Son muchas horas seguidas de esfuerzo y soledad, y creednos que no fueron pocas las veces que nos acordamos de vosotros durante el Ironman. Grandes!

Y después de recuperar del subidón, cenar, y a la piltra. El sábado será un día muy largo e intenso… Buenas noches...


TO BE CONTINUED...



CUANDO ESTÁS EN EL BRIEFING DEL IROMAN DE KALMAR

jueves, 27 de julio de 2017

FULL DISTANCE TRIATHLON VITORIA 2017. Crónica by Sta. PI #miPrimerIronman

Sinceramente, nunca pensé que llegaría a correr una maratón después de haber nadado 3.8km y pedaleado 180km…


Pero después de 6 meses de entrenamiento específico para el Ironman llegó el viernes 7 de Julio!!! (Nota de redacción: San Fermín, ah no, que lo dice por Vitoria!)  La semana había sido rara, tenía dolores en partes del cuerpo que nunca antes me habían dolido, y es que amigos, esto era la semana antes del Ironman, nuestro entrenador nos había programado poca carga de trabajo para la semana previa, así que si tu cuerpo está acostumbrado a cierta actividad, descansar tanto creo que no le viene del todo bien, o por lo menos a esa conclusión llegue yo. (Nota de redacción: Sí claro, tú anímale a que nos “prefatigue” más todavía!! Jajajaja Humor interno del Coix Team jejeje)



Salíamos de trabajar el viernes al medio día, comimos, y después de cargar el coche, Mochilero TOP y yo nos pusimos rumbo a Vitoria. De verdad que no estaba nada de nerviosa, y es que nunca me llegué a hacer a la idea de lo que era un Ironman.


Cuando eres tan popular como Sta. Pi,
o te creas un grupo de güasap para centralizar
todo el bakalao, o te meten fuego al móvil!


Al llegar a Vitoria, entramos en el apartamento, hicimos algo de compra para los días que íbamos a estar y enseguida nos fuimos a dormir, como os comento no estaba nada de nerviosa y prefería aprovechar a dormir ya que no sabía cuánto lograría dormir al día siguiente.


No has estado en el Triatlón de Vitoria si te has hecho una foto aquí.


Amanecí con un dolor en el tobillo derecho, Raúl decía que era psicológico que no me había dado ningún golpe ni nada, que era imposible que me doliera, pero yo os juro que el dolor era real. Sin darme más importancia al tema del tobillo fuimos a hacer el checking, madre mía, llevaba pulsera roja y eso daba un prestigio, nosotros hacíamos la prueba grande, nosotros hacíamos el Full. Después fuimos a una carpa que habían habilitado, los investigadores del hospital Carlos III de Madrid, donde nos harían un estudio de Hiponatremia a los participantes de larga distancia que nos habíamos apuntado previamente. Me sacaron 3 tubos de sangre, me pesaron y me midieron la grasa corporal, esto mismo me lo tendrían que hacer al cruzar la línea de meta al día siguiente.

Los prolegómenos...

Después nos dirigimos al briefing y flipamos de todas las normas que hay en un evento de estas dimensiones, que si el gorro de nadar no te lo puedes quitar hasta que entras en la carpa de la T1, si llevas medias de compresión el neopreno te las tiene que tapar completamente, que no se puede acompañar en el segmento de natación al triatleta en barco… Sí,  esta última también la dijeron jajaja.
Volvimos a casa y allí estaba en la puerta del apartamento Toti y Triatleta de barrio…madre mía como estaba?!?! (Nota de Redacción: De bueno???), de verdad no os podéis hacer una idea, estaba híper nervioso híper activo híper histérico (Nota de Redacción: ah, vaya, yo pensaba…jajajaja) , y le dije, Eduardo tío que yo estoy híper zen así que relájate por favor!

Sta. Pi mirando al palco para atender las peticiones
musicales en el karaoke del briefing.

Mientras nosotros hacíamos la comida, ellos fueron a hacer el checking. Comimos y le explique a Eduardo las cosas más destacables del briefing.

Preparamos todo en casa, dorsal en el gorro, bolsa para la T1, bolsa para la T2, pegatina para la tija para los cascos…y nos dirigimos a la T2 a dejar la bolsa con el material necesario para correr la maratón. Los nervios seguían sin aparecer en el cuerpo, el tobillo seguía molestando algo, al salir de la T2 allí estaban ellas, las supporters más mejores de la historia, 3 amigas locas que sabiendo que no tendrían mucho tiempo para disfrutarme se plantaron en Vitoria para darme aliento: Ana, Ángela y Paula, y su locura, su gran locura. Teníamos que esperar cerca de T2 a los autobuses que nos trasladaran a los triatletas con nuestras flacas (cabra para el que la tenga) y los bártulos de la bicicleta al pantano de Landa. La gente se quejó mogollón, se ve que debimos de estar esperando unas 2 horas, pero allí estaba Mochilero Top, mis 3 locas y Toti; Sí, también estaba Triatleta de Barrio, pero este tío estaba como un flan y es que ni siquiera le daba para hablar (hay videos que lo demuestran jajaja). La espera fue una verdadera fiesta, contando anécdotas de Tri y de no Tri, dándonos besos y abrazos, dejándome querer.

Cuando las esperas durante horas se convierten en minutos.

Llegó nuestro momento y subimos a Landa, los supporters se quedaron de tapas y chacolís por el centro, y es que estaba funcionando tan mal el tema de los traslados a Landa, que solo dejaban montar en el autobús a triatletas con pulsera.

Vitoria no se queda atrás a la hora de entretener a las acompañantes
de hierro mientras los triatletas hacen sus cosicas... Isotónica en copa eh!



-Venga, vamos a ver si nos da tiempo de activar en el pantano...
+ Cagüen el copón con la activación, yo quiero estar donde dan la isotónica en copa esa de las de arriba de nosotros.


Todo listo para 180 kilómetros de party!


La idea era entrenar un poco el día previo, nadar por el pantano y dar una vuelta con la bici por el circuito, pero cuando llegamos al pantano eran como las 8 de la tarde y hacia un frío que para que, así que dejamos el material colocado y nos fuimos al encuentro de nuestros acompañantes de hierro.
La casa que habíamos alquilado tenía una terraza gigante así que les dije a mis amigas que se pidieran unas pizzas y mientras nosotros cumplíamos nuestra carga de CH cenábamos acompañados. Nos disponíamos a subir en ascensor Mochilero Top, Ana, Ángela, Paula y la aspirante a IM osea yo (Nota de Redacción: que conste que era un ascensor tocho eh, que marcaba capacidad para cinco personas o seis), cuando de repente el ascensor cae desde la planta 5 a la 3 y no para de repetir POR FAVOR ABANDONE LA CABINA, perdona?
Como se sale de aquí….socorroooooo socorrooooo! Allí dentro hacía un calor horrible, una de las acompañantes se empezó a poner nerviosa, yo sudando y perdiendo sales…jajaja un caos. Tras unos 20 min y después de decirles  a todos los vecinos que al día siguiente hacia un IM, vino el técnico y nos evacuo, todo un show. (Nota de Redacción: doy fe… a los vecinos que había por la escalera les dije que si eran los presidentes de la comunidad, que no hacía falta que se quedaran, etc Y me dijeron que ellos no eran de la comunidad si quiera!! Que estaban de visita pero que viendo el pifostio montado se quedaron! Jajajajaja)




Cenamos y eché a las acompañantes del apartamento, ya que al día siguiente tendríamos que madrugar.

Me costó dormir, y no por los nervios en sí (Nota de redacción: ni por los ronquidos de Triatleta de Barrio eh! Que fijo que ya lo estáis pensando…), sino porque cuando me ponía de una posición pensaba, uy así me hace daño el tobillo, así el cuello, así se me puede cargar el gemelo, bueno que finalmente conseguí conciliar el sueño y descanse bien.

04:30 de la mañana y suena el despertador, dejo a Mochilero Top descansar un rato más, y voy a desayunar, allí esta Eduardo, con la cara descompuesta….madre que nervios tiene este.
Desayuno y hago las visitas al WC correspondientes. Nos dirigimos a la calle donde salen los buses (menos mal que llevamos a Raúl, este tío tiene todo controladísimo), pasamos por la zona de fiesta, buaaa había muchísima gente por las calles y no precisamente en tritraje.
Llegamos de los primeros, y cuando vamos a montar, me dan la noticia que en los buses prioridad triatletas, ohhhh nooo por favor….Raúl tiene que venir conmigo es mi mochilero, me aseguran que en un rato subirá él pero que inicialmente tengo que ir sola. Bueno, pues así tendrá que ser,  cogemos el bus con Eduardo, los nervios no le dejan hablar mucho, pero consigo sacarle tritema.
Esta amaneciendo en Landa, hace un frio que pela, así que nos metemos en el bar a echar un café y barra libre de visitas al baño.



Poco a poco nos empezamos a juntar con todos los supporters, en primer lugar vienen los mochileros, por parte de Eduardo su hermana Toti, y conmigo el de siempre, mi talismán mi Mochilero Top <3. Luego aparece mi hermano y Bea!!! Qué súper emoción tenerlos allí!!! De verdad, mil millones de gracias por ese súper madrugón y por querer compartir este día conmigo, y las 3 mejores cheerleaders del mundo, no lo digo yo eh? Lo dicen todos los triatletas de Vitoria, ya que estas animan a todo Peter.

Mientras la madre andaba desayunando tres tazas de tila...los hermanicos
Rodríguez ahí estaban todo panchos!!!

Abrazo a todo el mundo, sigo sin ponerme nerviosa, esto no puede ser joer!!!, necesito algo de chispa, me ensimismo y comienzo a pensar en 6 meses atrás. “Ha sido un camino precioso, he disfrutado mucho de esto pero a la vez he sacrificado muchas cosas, tengo que conseguirlo, voy a conseguirlo”. Nos juntamos con Yolanda del club triatlón Jaca, y nos enfundamos el neopreno, gorro y gafas.

Gracias por compartir esta experiencia con nosotros. Se os quiere!!!!


Me despido de mis acompañantes de hierro, tato además estará retrasmitiendo en directo a mis padres que en la distancia disfrutaran y sufrirán a partes iguales. Mama está muy nerviosa, más adelante supe que paso un día horrible de nervios pero ya sabemos que son #madressufridorasporlaLD.
Línea de salida con muchísima gente a mi alrededor, por número de dorsal tengo preferencia para estar en primera línea, pero declino la invitación, no quiero morir en los primeros 100m de un IM (mirar el video de la salida e imaginarme a mí allí chafada). Allí es cuando me doy cuenta que en 5 min mis pulsaciones van a comenzar a subir…y hasta dentro de 12 horas (era mi tiempo estimado para hacer el IM, spoiler: lo mejoré y con creces) no volverán a ritmo sinusal.

Últimos instantes antes de que comience la fiesta de verdad...


Suena la bocina y le doy al Garmin “Pili, disfruta de tu día, te lo has currado y lo vas a conseguir”. La filosofía de la prueba era tomármelo segmento a segmento como si no fuera un IM, no imaginar nunca lo que quedaba, si no en lo que había hecho.

Puro triatlón. No hay más. A puntico de activarse el Modo Supervivencia ON.


La natación era lo que más me preocupaba, no saltarme ninguna boya, no morir ahogada, no fatigarme en exceso.  No quiero desmotivar a nadie creerme, pero los primeros 800 m de natación fueron los peores momentos de mi vida, pensé que si eso era el IM yo me retiraba. Os lo explico, no soy buena nadadora, tampoco creo que nade mal, pero el agua con 1500 personas al lado buff (sí, salíamos todos los del full juntos). Me puse en el medio, tirando para el final, y me puse a nadar, tenía personas a cada milímetro de todas las partes del perímetro de mi cuerpo, si el de la derecha se cruzaba, yo paraba para que pasara, y en ese momento el de detrás se ponía encima de mí literal os lo juro (Nota de Redacción: a ver si va a parecer que Sta. Pi es la Sirenita en el mundo del Ironman eh, que el guantazo que a mí me arreó bien que se lo calla jajajajaja).

El concepto ACOMPAÑANTES DE HIERRO no es gratuito. Estar con el agua hasta la rodilla mientras ves a tu mujer nadar junto a mil y pico tíos... La foto lo dice todo. Viva y bravo.


 Sentí mucho agobio pero se cómo va esto, la gente sale a fuego, y solo es cuestión de tiempo que cada uno se ponga en su sitio a nadar a su ritmo, así que había que sobrevivir como fuera. Pasó el agobio y me mentalicé de que en la natación no me podía cansar, así que comencé a nadar bonito que digo yo, estirando la brazada, deslizando, en Z2 sin fatigar pero avanzando.

Sitiooo! Que va una maña con gorro blanco!!!!!! Apartarsus!!!!



 La primera vuelta 36min creo que marcaba el Garmin, comencé la segunda vuelta e iba pensando que si nadaba a ese ritmo y sin agobios, en 1 hora 10 min habría solventado el primer segmento, lo cual está dentro de los tiempos estimados. Segunda vuelta más limpia, ya visualizo el arco de T1. Genial Pili esto se acaba, no es que lo deseara, pero es el segmento que más incertidumbre me causa. Le doy al Garmin 1hora 14min, bueno no está mal. Me tomo la transición tranquilamente y voy a por mi flaca, allí están todos, desgañitandose, me animan, me sonríen, me motivo, y sí señores,  es que ahora viene lo mío.


No se nota apenas por la cara que la bici es lo suyo... apenas...

La idea es ir a lo que me salga, pero llevar en el Garmin pulsaciones, y no pasar de un margen que yo misma me he propuesto. Pero queridos lectores, cojo la bici y me enveneno, creo que llevo en la sangre la afición de mi padre, y en bici me vengo arriba, así que me pongo en posición aero y comienzo a pedalear. No quiero ver los km que quedan, me lo planteé así, no quería estar todo el rato pensando lo que me quedaba,  solo quiero ver pulsaciones, disfrutar del paisaje y de vez en cuando echar una ojeada al cuenta km para ver al velocidad. Tenía miedo a darle vueltas a la cabeza, a enfrentarme conmigo misma durante 6 horas y venirme abajo psicológicamente, pero esto nunca llegó (Nota de Redacción: nos avisaron por activa y por pasiva que Ironman es cabeza, cabeza y cabeza, y eso es algo cuyo entrenamiento no sale en los manuales). En una prueba en la que sales en el mismo tiempo con todos los participantes, no hay trampa ni cartón, quiere decir no hay desfase horarios por salidas, vaya que la gente que adelantas, la estás adelantando en la clasificación.
Adelanté a bastante gente que llevaba unas bicis…que fliparíais, cabras de carbono con buenos desarrollos con lenticulares (Nota de Redacción: Sí, amiguicos, sí, con esto se demuestra que se puede hacer un IRONMAN con una bici de aluminio, y con un 50 en el plato! Y si le echas chorrera, sacar treinta y pico de media!!!!)…madre mía…las pulsaciones iban bien pero miraba la velocidad y pensaba…joer no me estaré pasando?  Mi referencia era Eduardo, el nada mejor que yo (Nota de Redacción: no sé cómo meter iconitos del güasap aquí, pero visualizad si eso el emoticono ese  de los coloretes en los mofletes y la carica felicidad  jejejeje), pero los pedales se me dan mejor a mí, así que la referencia era que le tenía que pasar en algún momento (Nota de Redacción: no era necesario!!!! Pero claro, doña Puliditas es doña Puliditas XD), como ese momento no llegaba yo seguía a lo mío, a pedalear a esa misma intensidad.

Por delante 180 kilómetros de isotónica, geles, plátanos y posición aero!


Hice caso a todos mis compañeros con experiencia en IM y bebí agua e isotónico e intentaba comer cada hora. No me salté ningún avituallamiento, cogía agua e isotónico y un cacho de plátano y continuaba con lo mío. Primera vuelta, y allí en el paso por Vitoria estaban ellos, mis acompañantes de hierro, mi paso por allí era instantáneo pero los ánimos que me daban me ponían el pelo de punta durante los próximos 20km. Después de la primera vuelta ya me quedé con la copla de  cómo era el circuito así que sabía lo que me esperaba por lo que decidí subir un poco la velocidad (Nota de Redacción: al contrario que hizo el nadador ese tan bueno antes citado jejeje). De Vitoria a Landa había algo de subida, pero regulando un poco en ese tramo estaba más que hecha la bici. Cerca del km 100 adelanté a Eduardo (Nota de Redacción: porque me dejé eh, que si no…),  joer tío…tu no ibas a ir a 28km/h? tenía miedo de que se estuviera pasando de ritmo, pero él es muy responsable, Mister Conservas, así que si no se encuentra bien, bajará el ritmo. Le adelanté e intercambiamos palabras de ánimo y nos transmitimos mucha felicidad, los dos sentimos el triatlón muy dentro y lo vivimos de forma parecida.

Sta. Pi goes full gasssssssss!



Volví a pasar por la zona donde estaba mi gente, lo reconozco, allí me venía arriba, me sentía como una estrella, pero es que estos chicos se lo curraron tanto, lo reconozco se me cayeron las lágrimas en varias ocasiones. Disfruté muchísimo de este segmento, se me hizo cortísimo, nunca llegó el momento psicológico de rallada, todo lo contrario, no me podía creer que se me hubiera pasado tan rápido.  En los últimos 50km se empezó a levantar un aire un pelín incomodo pero nada que amedrente a una triatleta de Zaragoza.

Y cinco horas después ahí sigue la moza acoplada y con buena cara...

 A 10 km de la T2 me enchufé el que sería mi único gel de cafeína (no soy muy amiga yo de estos químicos, pero quería un poco de chispa para afrontar la maratón, la cual aun a estas alturas no me hacía a la idea que iba a correr). La entrada en Vitoria fue espectacular, indescriptible, no sé cómo escribirlo de verdad, gente por todos los lados, el tráfico cortado, pasando semáforos en rojo, buff me sentía como en una contrarreloj profesional. Llegue a la T2 y allí estaban ellos de nuevo, mi madre como gritaban, y todo lo que me decían, se me escaparon las lágrimas.

TRIATLON DE VITORIA. Esto que ves es lo que hay. Lo que se siente... Cuando después de 180 km de soledad te reciben así...podrás ser de hierro pero no emocionarse es jodido, mucho.


 Paré el Garmin, 5 horas 37 min en la bici, ostras! NO BAD, iba la décima de la general y había hecho el octavo mejor parcial de mujeres en bici, eso lo supe a posteriori, además sinceramente, yo quería ser Finisher y disfrutar de la experiencia, no me importaba ni la clasificación, ni iba en busca de ningún tiempo, pero ojo cuando en la T2 miro el Garmin y veo 7 horas… me entra una sonrisilla nerviosa,  nunca imaginé ese tiempo en T2 ni mucho menos esa sensación tan buena en el cuerpo, no estaba nada cansada ni fatigada, estaba ready para correr la que sería mi cuarta maratón.



Me puse en el sujetador un gel de magnesio (Nota de Redacción: sí, amiguicos sí, los triatletas tienen la costumbre de llevar los geles en los sitios que nunca te habías imaginado!), y los demás geles a demanda según vaya corriendo los iré cogiendo en la carrera (los había probado de antemano en entrenos).



7 horas, no me lo creía, haciendo cuentas en la cabeza y corriendo a 5:50 esto me lo ventilo en 11 horas. Mi madreeeee…..no solo voy a hacer sub 12 horas como me decía la gente, si no que voy a hacer esto en 1 hora menos.
Me calzo las Saucony y salgo de la carpa…Oh My God cuanta gente hay aquí, que ruidera cuantos gritos. La gente me grita AUPA NESKA, animo Pili (leían mi dorsal) aupa Rodri (de mi nombre en el tritraje), me vengo arriba, me daba igual iba, súper fresca, miro el garmin 5-5:10….no no Pilar….eres maratoniana, sabes de que va esto de correr 42km…el muro puede llegar y este NO ES EL RITMO ENTRENADO DE MARATON DE IRONMAN.


Hola? Tú has hecho 180 kilómetros de bici a 32 km/h de media???????? 


La maratón de un IM es difícil de plantear, sobre papel, te has planteado un ritmo más lento que tu ritmo de maratón a secas, y correr a ese ritmo cuesta mucho. Como os digo empecé corriendo quizá por encima de mis posibilidades, iba bajando el ritmo buscando la velocidad preestablecida, pero era difícil. Allí vi a Willy (supe más tarde su nombre) no lo conocía, pero llevaba una camiseta del Coix Team, mi grupo de entrenamiento, y fue verlo y le grite para saludarle, no sé si él a priori me ubicó, pero no le debió de costar mucho tiempo, porque a cada paso por un paseo de la maratón (era un recorrido a 4 vueltas) estaba el allí para comentarme cosas. En la primera vuelta me hizo llorar, me dijo que lo estaba haciendo de lujo, que llevaba un buen ritmo, que iba top 10 de la general, y que se me veía la cara súper fresca, y  es que era verdad! Primera vuelta vencida, tocaba el paso por donde estaban los supporters, subidón del 15, gente por las calles gritando a todo trapo y pulserita para el bíceps. Comenzamos la segunda vuelta, vuelvo a encontrarme con Willy, me dice que genial que siga así que estoy haciendo carreron, pero ojo!!!Me dijo LA VUELTA SIGUIENTE ES EL IM PILI, ESA VUELTA TE VA A COSTAR, le dije…eh eh cuidado que son 4 vueltas no 3, y me dijo, que la ultima la correría con el corazón. (Nota de Redacción: frases como esa son las que te llegan hasta lo más profundo cuando llevas 200 kilómetros de triatlón entre pecho y espalda)


Últimos retoques antes de ser forjada al 100% en hierro con el que se construyen los barcos.


Así fue vuelta 2 estaba genial, me cruzaba con gente de Zaragoza, me animó Miren de ENTRENAMIENTO OPTIMO, además es la entrenadora de mi hermano e iba a correr en Vitoria, pero finalmente no participó en el IM, me dijo que se me veía súper fresca y que estaba corriendo muy bien, volví a pasar por delante de mis animadores, otra pulsera y me tome un gel de magnesio, comenzaba la tercera vuelta y notaba que las piernas no estaban tan frescas como antes.

De la serie Cómo Correr Una Maratón De Un Ironman Y No Perder Las Formas Corriendo.


Os he comentado que una parte del circuito era brutal, a tope de gente gritando, esos km te los regala la maratón, las patas corren sólas, pero también estaba la parte mala del circuito, la parte fea, idas y venidas donde no hay gran ambiente, donde te cruzas con verdaderos cadáveres, con gente que está andando desde el km 2 de la maratón, esos km son más duros, el ritmo comienza a bajar, y ya voy más próxima al 5:50 que al 5:30. A partir del km 21 comencé a no escuchar el chip al pasar por las alfombras de control, y es que a la llegada a meta me dijeron que se me había caído, no pasa nada esto es una organización TOP y a la vez que pasas por la alfombra ellos te apuntan el nombre a mano así que no hubo mayor problema que la preocupación de la gente que me estaba haciendo seguimiento en vivo, y pensó que me había pasado algo. (Nota de Redacción: que no fue poca!!!)

Y mientras tanto... los números uno...

Me colocaron la pulsera de la tercera vuelta y comencé a afrontar los 10 km los duros de la prueba. Sí, tenían razón los corre el corazón, pero el corazón sin cuádriceps no corre. Se me empezaron a  cargar los cuádriceps, empecé a maldecir, a pensar que si no me hubiera pasado con la bici estaría mejor, a pensar en mis ritmos de inicio de la maratón, vi a mi hermano y me pare delante de él, se me caían las lágrimas y le decía que no con la cabeza, pobre…él me miro y no supo que decir, solo comenzaron a gritar mi nombre y darme ánimos. Continúe corriendo me volvió a ver Miren, le decía que no que los cuádriceps no iban, pero ella me decía que iba súper fresca, la verdad que físicamente me encontraba genial, las pulsaciones no me subían, y es que los cuádriceps no me dejaban correr por debajo de 5:50. Al paso por los avituallamientos ya no bebía, solo me tiraba toneladas de agua por encima de las piernas.

Concentración? Emoción? Elige la que quieras.



Raúl supo que le necesitaba, y el pobre se hizo su particular IM, y vino a diferentes puntos del recorrido, a muchos…lo veía más a menudo, pero el mismo vio que era malo, ya que cada vez que lo veía me echaba a llorar de la emoción, así que estuvo allí, lo sé porque me lo contó, estuvo viendo correr en muchos puntos pero se escondía para no desviar mi atención. Paraba a avituallar, pero me di cuenta que era peor, porque el arranque a correr era más duro si cabe, así que decidí aguantar el dolor de piernas y no parar más.


Kilómetro 39, kilometro 39 de MI PRIMER IRONMAN de aquí en adelante se me pasó volando, viví el ambiente, disfrute de cada baldosa que iba pisando, se me caían las lágrimas, pensé en todo lo que había vivido, porque un IM no solo es el día de la prueba, un IM son 6 meses de sacrificio, de esfuerzo, de lágrimas de alegría, de lágrimas por entrenos que no salen, compartir vivencias y experiencias, con mucha gente nueva que he conocido durante este recorrido, de las charlas y afecto de la gente de siempre, que ha vivido mi Ironman como un reto propio. Y ahora yo sola animada por mi gente, iba a cruzar la línea de meta que había imaginado durante 11 horas de puro triatlón.

Cuando dos hermanos se reencuentran después de 226 kilómetros... (y parecía tirillas el tato de la Sta. Pi eh!
Vaya brazaco que gasta el Luisete!!!)


Giré a mano derecha y comencé a pisar la alfombra azul… allí estaba mi marido, mi hermano, mi cuñada Bea, y Paula (Angy y Ana lo vivieron por teléfono ya que se tuvieron que volver a Zaragoza), los miré, les sonreí y disfruté…alcé la mano, lo había conseguido I AM AN IRONMAN, paré el Garmin 11:04:36, me arrodillé (maldigo ese momento! me costó mil levantarme) y con la medalla de finisher encima fui a abrazar a mi público, a la otra cara del IM, a la gente sin la cual la prueba sería más complicada si cabe. Finalmente segunda en mi categoría y 11 de la general, de corazón os digo que son datos sin relevancia para mí, era mi primer IM y solo quería disfrutar y cruzar el arco de meta.

Fotos que hablan por sí solas. 


FINISHER!!!!!!!!!!!!!!!!!


Y así es como dice el manual que hay terminar un puto Ironman! Sí señor!!!!!!! 


Me quedé mirando al arco, a esperar a Eduardo (Nota de Redacción: le día casi 20´a la moza para que recuperara el aliento eh, que si no yo hubiera entrado justo detrás de ella), al mismísimo Triatleta de Barrio, mi compi de km, sin él que todo esto habría sido mucho más difícil, sabía que lo iba a conseguir, era cuestión de tiempo que llegara, nos fundimos en un abrazo lleno de lágrimas y nos felicitamos.

Y QUE VIVA LA MADRE QUE NOS PARIÓ!!!!!!!!!!!!!!!! We are Ironman!


Fuimos a la barra a meter algo al cuerpo, pero no entraba casi nada, estuvimos de palique con Eduardo, pero me tuve que ir corriendo para casa, al parar la actividad se había activado el intestino y necesitaba ir al baño.

Y cuando vio está foto, por fin descansó la madre de las criaturas!!!!



No quiero acabar la crónica de mi primer IRONMAN sin confesaros que no va a ser el único que haga (Nota de Redacción: chán chán chán chánnnnnnnnn ya lo sabéis! Esto no termina aquí!! Alguien lo dudaba?!?!?!? Jajajaja) , que en el mismo momento que crucé la línea de meta supe que volvería a hacerlo, ¿enganchada a la adrenalina? Puede, pero no podéis hacerlos una idea de lo feliz que me hace esto, tanto que le he trasmitido mi afición a mi mochilero, y el próximo día 8 de octubre se estrena el en distancia olímpica, yo tendré que dar la talla como mochilera.

Agradecer por supuesto a Coix (Miguel López) nuestro entrenador, quien confió en nosotros, y aceptó nuestro reto. Él ha sabido hacerlo de una forma inexplicable, pero ha conseguido que consigamos nuestro sueño con creces. Además ha estado al pie del cañón en los entrenos bueno y  en los días donde no salían las cosas. Ha conseguido una clara mejora en nuestro rendimiento y hacernos disfrutar de esto más si cabe. Porque se puede hacer un Ironman y no hipotecar tu vida social.

Sí, el crono, la clasificación, etc etc es lo de menos...pero... me cagüen chichiputi lo que mola ver a Sta. Pi en el podio de su
primer Ironman!!!!!! Aupa neska!!!!!!!!!!!!!!!!! Oso ondo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Agradecer a la gente que estuvo en cuerpo presente, a Paula que vino desde Madrid y volvió de empalmada al curro, a Ángela y Ana que sin pedírselo allí estuvieron dándome aliento, a mi tato y su chica que hicieron un gran esfuerzo por estar allí y a la gente que en la distancia estuvo siguiéndome en vivo, mandando wasaps a Raúl o simplemente tuvieron un pensamiento de mí, siempre digo lo mismo pero millones de gracias, es muy muy importante para mí. Y como siempre digo gracias a Raúl, gracias por estar día a día, gracias no solo por ser mi supporter ese día, sino porque realmente haces un trabajo que te cagas, el tío controla tiempos de paso, estima mis ritmos y controla los mejores puntos para guiar a mis supporters, sin él mis amigas me reconocieron que no me habrían logrado pillar en ningún punto. Gracias Raúl, te amo. (Nota de Redacción: aplausos y más aplausos plás plás plás plás).



CUANDO LOS ACOMPAÑANTES DE HIERRO TE VEN CRUZAR META DEL IRONMAN